Seleccionar página

turismo rural

El turismo rural es un alternativa en la que ni el dinero ni el tiempo deben ser impedimentos para realizarlo. Son muchas las motivaciones que se pueden experimentar cuando se decide por la tranquilidad que se obtiene hasta el sentimiento de desconectar del todo lo que se vive. Muchas son las razones que hay para ir una zona alejada del estrés diario y de la rutina del día a día.

Consideraciones a tener en cuenta a la hora de hacer un viaje rural

La comodidad:

Estar en la casa rural no significa que se duerma entre las vacas y los cerdos, sino todo lo contrario. Hay muchas casas que son auténticos hoteles camperos a los que no les faltan de nada y se convierten en una elección para pasar  unos días inolvidables.

Las mascotas:

Muchas son las casas rurales que admiten perros y gatos entre sus inquilinos. Los visitantes suelen valorar mucho esta característica para hacer turismo rural porque muchas de ellas tienen  mascotas que no pueden o no quieran dejarlos solas. La estancia con el animal  se hace más confortable sabiendo que está en buenas manos.

La naturaleza:

El entorno en el que están alojadas las casas rurales son ideales para poder estar en contacto con la naturaleza para los adultos  y los niños. Esta relación con la naturaleza está perdida  y el día a día en estas vacaciones es posible.

Montaña o playa:

La ubicación de una casa rural es muy variada y se puede encontrar tanto en el interior como en la costa. Se puede optar por pasar unos días en la nieve o en la playa sin  dejar de lado la esencia de lo que es la vida rural.

Gran ahorro:

Suele haber diferencia entre los hoteles costeros de las zonas rurales siendo estas más económicas. Estas últimas se pueden encontrar desde 10 euros la noche y  como normalmente suele entrar más de una familia se puede repartir el costo.

Modernidad:

Lo rural puede entenderse como antiguo, pero bien es cierto que muchas casas se han ido adaptando a la actualidad con conexiones a internet, etc. Aunque se torne a una escapada para desconectar de todo siempre hay que estar al día.

Gran diversidad:

Castillos, cuevas, palacios y casas tradicionales, etc. Los edificios donde se alojan casas rurales con cada vez más novedosas. Al reformarse permite constantemente adaptarlos a lo más actual.

Las ofertas:

Hay pequeños precios, pero existen también grandes ofertas ocasionales o permanentes que baja aún más el precio por familia.

El trato que se recibe de los propietarios suelen ser más próximo. Muchos de ellos viven normalmente en el mismo pueblo y pueden arreglar cualquier problema que se presente.

Hacer turismo rural por lo general es para toda la familia y es por ello que con las sabidas razones se conviertan en las vacaciones más elegidas de muchas personas ¡pruébalas!

Descubre lo que necesitas saber para dar el paso hacia la aventura que brindan agradables vacaciones rurales